El abedul en el mundo de la medicina natural

Publicado por Admin sábado, 20 de marzo de 2010

Árbol que puede alcanzar los 30 m., con un diámetro del tronco de hasta 70 cm. Su corteza, lisa y clara, se desprende a tiras. Las ramificaciones son delgadas, colgantes y verrugosas.

Sus hojas son romboidales, caducas, y están provistas de pequeños dientes. No es una especie longeva. El abedul crece en los bosques de terrenos silíceos en Europa.


Remedios naturales con el abedul
abedul es un diurético muy efectivo, de acción suave y no irritante, que, una vez logrado su efecto, lo mantiene estable con una mínima dosificación. Su actividad diurética se fundamenta en los flavonoides y saponinas que contiene, utilizándose en
cuadros edematosos generalizados. Se considera un específico para los edemas cardiorrenales, pielonefritis, oliguria, cistitis, litiasis renal, hidropesía, y como coadyuvante en el tratamiento de la obesidad, y también en la hipertensión.


Otras propiedades
El aceite esencial que incluye la planta, le confiere actividad antiséptica y cicatrizante, aportando una cobertura importante frente al tratamiento renal. Facilita la eliminación del ácido úrico y se comporta como un buen antirreumático. Además, la corteza se utiliza como febrífugo en procesos gripales, catarrales y fiebres intermitentes.


Curiosidades
Este árbol era conocido como agente terapéutico desde la antigüedad. El jugo obtenido mediante incisión, tras su fermentación, produce vino y vinagre. De la destilación se obtiene la brea de abedul, que sirve para preparar el perfume llamado «cuero de Rusia», y aceite balsámico parecido a la brea vegetal.

0 comentarios

Publicar un comentario

Conoce también

loading...