Descarga ebooks

 

¿En qué consiste la homeopatía?

Publicado por Admin lunes, 23 de agosto de 2010

La homeopatía se basa en el principio de curación por lo similar, expuesto por el médico alemán Samuel Hahnemann a finales del siglo XVIII. En otras palabras: una sustancia que causa ciertos síntomas en una persona sana puede curar esos mismos síntomas en alguien que está enfermo.

Por ejemplo, el remedio Allium cepa, derivado de la cebolla (cuyo contacto causa lagrimeo y picor de ojos), se prescribe para pacientes con alergia al polen, especialmente si la nariz y los ojos están afectados.


El tratamiento estimula el organismo para que ponga en marcha sus propios procesos de autocuración. Los homeópatas consideran la relación de los síntomas con el tipo de constitución del paciente y las circunstancias en que aparecen (estado de ánimo, comportamiento, reacciones a la la comida...).

Como consecuencia de este atento examen individual, dos pacientes con un diagnóstico convencional idéntico pueden recibir medicinas homeopáticas muy diferentes. Los preparados homeopáticos son diluciones de sustancias procedentes de plantas y minerales, más raramente de productos animales. Lo peculiar de estos medicamentos es que se encuentran tan diluidos que no se puede detectar ni una molécula del principio activo.

Esto plantea un enigma sobre su modo de actuación, sin embargo existen estudios que demuestran su efecto real incluso sobre animales y plantas, lo cual excluye cualquier efecto debido a la sugestión. Una posible explicación es que, durante el proceso de dilución, el agua adquiere una memoria de la sustancia soluble original.


Un remedio dulce
Los remedios homeopáticos resultan especialmente simpáticos. La presentación más frecuente es en forma de granulos de azúcar de leche que han sido bañados en el agua potenciada con el principio activo. Los granulos se dejan deshacer bajo la lengua, de manera que son absorbidos a través de la mucosa oral.

Durante unas horas antes y después de la toma, conviene no tomar café o limón, ni cepillarse los dientes con dentífricos mentolados para que la asimilación sea eficaz.


Cómo es la consulta de un homeópata?
La visita a un homeópata ofrece la oportunidad al paciente de ser escuchado atentamente, una parte no desdeñable del éxito de la terapia. El médico se interesará por saber todo lo posible acerca del paciente.

En caso de tratarse, por ejemplo, de un dolor de cabeza pertinaz, querrá saber desde cuándo lo padece, a qué horas, si se acompaña de algún estado de ánimo concreto o de si mejora o empeora en alguna situación.

Es frecuente que la primera entrevista se alargue hasta hora y media. Después, el médico consultará el repertorio -que orienta en las correspondencias entre síntomas y remedios- en un ordenador o en un libro. En las siguientes vi¬sitas valorará el resultado del tratamlento y si conviene seguir con el mismo medicamento a otra potencia o cambiarlo. Por eso se dice que la homeopatía respeta la evolución de las enfermedades y se adapta a ella.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada