Cómo prevenir e identificar la apendicitis?

Publicado por Admin sábado, 18 de septiembre de 2010


La apendicitis consiste en una inflamación del apéndice, una pequeña porción de intestino situada en la primera parte del intestino grueso, zona que se conoce como "ciego".

Está situada muy cerca de la unión entre el Intestino delgado y el grueso y tiene forma de fondo de saco fino y alargado. Suelen sufrirla niños de 6 a 10 años o adultos por debajo de los 35.


¿Y cuál es la causa de esa inflamación? Normalmente se produce cuando hay una obstrucción de la entrada de ese pequeño saco. Y el taponamiento puede deberse a diferentes factores: la estrechez del tubo, la aparición de pliegues en la mucosa, la acumulación de contenido fecal o la presencia de parásitos. En algunos casos ocurre espontáneamente y no se llega a conocer la causa.

La obstrucción hace que los gérmenes crezcan en el interior del pequeño segmento intestinal, provocando una Infección en su interior. Y, si no se trata de forma rápida extirpándola quirúrgicamente, puede afectar a las paredes de la zona, romperlas y dar lugar a una grave infección abdominal (una peritonitis) en poco tiempo. Por lo general una apendicitis puede evolucionar de esa forma a partir de las 36 o 48 horas desde la aparición de las primeras molestias.

¿Como identificarla? Lo más habitual es un dolor abdominal continuo que va aumentando de intensidad. Inicialmente se localiza en la parte alta del estómago y en unas horas se desplaza hacia su localización más típica, es decir, hacia el lado derecho del abdomen por debajo del ombligo (la fosa ilíaca derecha).

También suelen aparecer vómitos (de bilis o de alimento) y una ligera elevación de la temperatura (alrededor de 38° C). Otros síntomas que pueden asociarse a una apendicitis son: náuseas, pérdida del apetito, estreñimiento o, por el contrario, sensación de querer evacuar y no poder.

De todas formas, es una patología que da unos síntomas muy diversos, sobre todo en los niños, que pueden hacer que se confunda, en un primer momento, con otros problemas.

¿Cuándo es necesario acudir a urgencias? Si aparece un dolor abdominal que aumenta de intensidad, especialmente si se localiza en la zona que hemos descrito antes. Una vez en urgencias, el especialista realizará una palpación abdominal, que es la prueba más Importante para el diagnóstico.

Si se aprecia la presencia de dolor, si la musculatura del abdomen aparece contraída (como respuesta al dolor) y hay signos de Irritación peritoneal, todo indica que habrá que operar rápidamente. Se realiza una analítica para comprobar que los leucocitos están altos, lo cual indica que existe infección, así como una radiografía o ecografía.

¿Influye negativamente no tener apéndice? La extirpación del apéndice no influye en ia vida cotidiana, salvo la presencia (cada vez más discreta) de la cicatriz. Aunque en la cirugía se usa anestesia general, la extirpación se hace por vía laparoscópica y las señales son casi imperceptibles.

Remedios para prevenir la apendicitis El abuso de alimentos acidificantes como carnes, harinas y lácteos enteros puede provocarnos serios problemas intestinales y, en ocasiones, esa patología conocida como apendicitis.

Para prevenir su aparición, es conveniente incrementar el consumo de alimentos alcalinos, como legumbres, verduras y frutas, y evitar los productos enlatados, precocinados y los embutidos.

También existen infusiones muy apropiadas para favorecer ei tránsito intestinal. Las más indicadas son las de llantén y boldo -ambos mezclados-, al menos dos veces al día.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada