Algunos apuntes de fitoterapia

Publicado por Admin sábado, 11 de septiembre de 2010


Ortiga
La infusión de ortiga sirve para estimular la circulación y mejorar la artritis, la alergia y el eccema. Se toman diez mililitros de licuado de la planta entera fresca tres veces por día. Para las articulaciones afectadas por la artritis, así como para la neuralgia, la tendinitis y la ciática es recomendable aplicar compresas de tintura.

Diente de león
Las hojas frescas se pueden añadir a las ensaladas durante el invierno como laxante. Licuadas, se administran en dosis de hasta 20 mililitros, tres veces al día, como diurético. La tintura de raíz se receta para los trastornos relacionados con el hígado y para recuperarse de una gran Ingestión de alcohol o grasa animal.

Lavanda
La infusión de partes aéreas se usa en caso de agotamiento, dolor de cabeza, cólico e indigestión. Se deben masajear los músculos doloridos con un mililitro de aceite de lavanda diluido en 25 mililitros de aceite base. Para aliviar el dolor de cabeza nervioso se extienden en sienes y base del cuello diez gotas en 25 mililitros de aceite.

Gingko
En forma de pastilla se utiliza como refuerzo de la circulación en los ca-pilares cerebrales, lo que mantiene y mejora la memoria. Se prepara en forma de infusión con 50 gramos de hojas secas en 500 mililitros de agua y se beben unas tres tazas por día contra la arterosclerosis y las varices. También se puede usar como baño para las úlceras varicosas y las hemorroides. Hay que tener en cuenta que su exceso puede provocar problemas en la piel y dolor de cabeza.

Saúco
La infusión de sus flores o la tintura se emplean para el catarro de las vías respiratorias superiores, los enfriamientos y la rinitis alérgica. Es antiinflamatorio y expectorante. También se hacen gárgaras o enjuagues con la Infusión para tratar las úlceras bu-cales, la irritación de garganta y la amigdalitis. No debe administrarse en caso de que el paciente pueda empeorar si pierde más líquidos, ni durante el embarazo.

Sauce blanco
Se emplea sólo su corteza. El extracto líquido es ideal para los estados reumáticos, dolor de cabeza y neuralgia. Su polvo se administra mezclado con una cucharada de miel en dosis de hasta diez gramos para la fiebre y el dolor de cabeza. Su decocción es útil en los casos de fiebres altas y el dolor de cabeza o como parte del tratamiento contra la artritis.

0 comentarios

Publicar un comentario

Conoce también

loading...