Espino albar para el corazón y circulación

Publicado por Admin miércoles, 3 de abril de 2013

Espino albar para el corazón y circulación
El espino albar (Crataegus monogyna) es un arbusto que se diferencia con facilidad, porque su género es el único en la Península que tiene pinchos, hojas lobuladas, flores blancas y frutos rojos. 

El espino es muy abundante y lo podemos encontrar en toda la Península, sobre todo en la zona norte. 

Propiedades del espino albar 
La más interesante y reconocida virtud del espino blanco es su capacidad tónico-cardiaca, es decir, que normaliza las palpitaciones del corazón. Presta su eficaz colaboración en casos de arritmia y otras disfunciones cardiovasculares. 

También destacan sus propiedades hipotensoras, es decir, reguladoras de la presión sanguínea. Las flores y los frutos son antidiarreicos; los frutos, además, son antiescorbúticos y la corteza es algo febrífuga. 

Para tomarla.
El modo más sencillo de usar el espino blanco para los fines descritos es la infusión de las flores, que son preferibles frescas a secas. 

Se ponen un par de cucharaditas en una taza de agua hirviendo, se tapa y se deja reposar durante 20 minutos; se deben tomar 2 ó 3 tazas al día durante las comidas. 

Se suele recomendar el uso de las flores, aunque en su ausencia las hojas y los frutos, que sen menos activas, pueden servir.

0 comentarios

Publicar un comentario

Conoce también

loading...