Remedios para las hemorragias nasales

Publicado por Admin miércoles, 1 de abril de 2015

Tienden a ocurrir en los momentos más inconvenientes, y el derrame repentino de sangre por la nariz puede ser bochornoso y preocupante, en especial porque una pequeña cantidad semeja litros cuando empapa pañuelo tras pañuelo. No se asuste. 

Por lo general puede detener una hemorragia nasal en cuestión de minutos. Aquí le mostramos algunos métodos efectivos para hacerlo.


¿Por qué ocurre las hemorragias nasales?

La mayoría de las hemorragias nasales suceden sin motivo aparente en personas propensas a ellas.También pueden producirse por herirse o picarse la nariz. En los niños pequeños por lo general es el resultado de meterse en las fosas objetos extraños (como cuentas). 

Remedios para las hemorragias nasales

El remedio más simple para una nariz sangrante es la inmemorial cura del apretón. Siéntese derecho, con la cabeza un poco inclinada hacia atrás (para evitar que la sangre se vaya a la garganta). Primero, con suavidad deshágase de cualquier coágulo capaz de impedir que los vasos sanguíneos se sellen. Luego apriete el ala de la nariz y presione hacia. Mantenga esta posición durante 10 minutos. Si el sangrado no se detiene, apriete de nuevo otros 10 minutos. En la mayoría de los casos esto funciona.

Si continúa sangrando intente envolver la nariz con un pedazo de gasa enrollada y apriete de 15 a 20 minutos. Si la hemorragia se detuvo, deje la gasa en su sitio por 2 horas. Si sigue fluyendo sangre, busque ayuda médica: quizás sea necesario un vendaje profesional o cauterizar.

Un poco de jugo de limón o aceite de lavanda aplicados en la zona sangrante (si puede localizarla: por lo general es en el tabique de enfrente) logra ser útil.

Aplique una bolsa de hielo o una compresa fría remojada en olmo escocés en el exterior de la nariz, al lado de la fosa sangrante. El frío contrae los vasos sanguíneos de la nariz para detener el flujo.

 

0 comentarios

Publicar un comentario

Conoce también

loading...