Remedios para un hígado sano

Publicado por Admin miércoles, 30 de marzo de 2016

Remedios para un hígado sano
El hígado es uno de los órganos más impotantes del organismo junto con el corazón y el cerebro.

Sin embargo, en muchas ocasones, no lo cuidamos como debiéramos, ya que lo sometemos a comidas grasas, bebidas alcohólicas, etc. lo cual hace que se vaya acumulando tóxicos en el hígado que no puede procesar adecuadamente. 


A continuación, se presenta una serie de remedios para tener un hígado sano y limpio:


Remedios caseros

Remedio para un hígado sano #1: Verter 1 cucharada de boldo en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y tomar 2 tazas al día.

Remedio para un hígado sano #2: Hervir 1 cucharada de hojas de cardo mariano en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Cubrir y dejar refrescar.  Tomar 2 tazas al día.

Remedio para un hígado sano #3  Verter 1 cucharada de diente de león en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Dejar en reposo y colar.  Tomar 1 taza al día.

Remedio para un hígado sano #4: Consumir rábano negro y alcachofas en las ensaladas.


Alimentos para un hígado sano

Frutas del tiempo, sean dulces o acidas

Frutos secos (almendras, avellanas, nueces, cacahuetes, higos, dátiles, uvas, ciruelas secas, orejones de melocotón o albaricoque)

Cereales integrales

Legumbres frescas, sean crudas o cocidas (caldos de legumbres y cereales)

Cualquier verdura, en especial alcachofas, cardo, endivias y escarola amarga

Aceites vegetales de primera presión en frío (aceite de oliva virgen extra

Plantas aromáticas, especialmente el romero

Miel (la de romero ejerce un discreto efecto estimulante sobre el hígado)

Agua con limón


Recomendaciones
Elige agua mineral baja en sodiovAsí facilitas que las sustancias de desecho se diluyan, a la vez que aumentas la producción de orina, lo que es básico para eliminarlas. Además de agua puedes beber infusiones, caldos de verduras y zumos caseros, pero no sobrepases la cantidad que necesitas (dos litros de agua al día) porque obligarías al riñon a trabajar más de la cuenta. Empieza la jornada con un vaso de agua en ayunas que, además, mejorará tu tránsito intestinal.

Los precocinados no te ayudan Suelen contener gran cantidad de aditivos, grasas saturadas y trans, azúcares refinados... que te sobrecargan de tóxicos. Además, también incluyen demasiada sal, que dificulta la eliminación de líquidos.

Olvídate de los fritos y apuesta por el horno Suman muchas calorías y, según el tipo de aceite usado, te aporta grasas trans y toxinas. La mayoría de los alimentos que se cocinan fritos habitualmente (croquetas, patatas...) pueden prepararse al horno.

Vinagreta depurativa. Unas alcachofas al vapor, espárragos a la plancha, una ensalada variada... son todavía más depurativas si las aderezas con zumo de limón o una vinagreta de limón y perejil u otras hierbas aromáticas porque potencian el efecto depurativo.

Fuentes:



0 comentarios

Publicar un comentario

Conoce también

loading...