Descarga ebooks

 

La cromoterapia o coloterapia ¿Cómo cura?

Publicado por Admin domingo, 18 de julio de 2010


Desde la antigüedad se conoce las propiedades curativas de los colores, técnica que hoy en día recibe el nombre de cromoterapia o colorterapia y que, hasta ahora, se ha aplicado con biemps resultados.

Esta técnica se base en la idea que cada color tiene un significado, que se asocia a una determinada faceta de la personalidad (física, psíquica, mental, material y espiritual), y vibra en una frecuencia específica. Incluso puede curar si se utiliza el color adecuado para cada dolencia.

Su aplicación es sencilla; sólo es necesario concentrar una luz del color más conveniente en el área donde se manifiesta la enfermedad. A continuación una descripción de cada color y su aplicación en el campo terapéutico.

Amarillo
Color cálido que se relaciona con el tercer chacra (plexo solar) y es el primero que registra el cerebro, Es considerado et color del intelecto y se asocia a la lógica creativa, la sabiduría, la alegría, la comprensión, la intuición, el bienestar, la voluntad, la estimulación, la esperanza, el orden, el control mental y la inteligencia.

Uso y aplicación del color amarillo
Estimula la actividad cerebral y las facultades mentales. Aviva la capacidad intelectual, el desarrollo del conocimiento y el hemisferio cerebral izquierdo; actúa sobre la regulación interna (de la mujer, principalmente) es antidepresivo, generador de energía muscular, tranquiliza, despierta el entusiasmo, predispone al humor alegre y jovial, alimenta las células cerebrales dándoles vigor para trabajar sin fatigarse, fortalece los sistemas nervioso, digestivo y linfático, actúa como sedante y permite hallar soluciones reales a los problemas. Su acción negativa, al ser demasiado brillante o usarlo en exceso, puede estimular en demasía la psique y los nervios, causando irritación.

El amarillo también se utiliza para sanar problemas de vejiga, combatir la fatiga mental, la melancolía, el estreñimiento, indigestión, urticarias, hemorroides, hipertensión, molestias de la menopausia, depresión, reumatismo, falta de concentración, exceso de peso, problemas de asimilación de grasas, flatulencias, enfermedades de piel (eczemas, soriasis y urticaria), así como problemas de aprendizaje.

El amarillo dorado es positivo para la salud porque, ayuda a autosanarse y a recuperar el entusiasmo; mientras el amarillo limón es vitalizador, estimulante del cerebro, ayuda a llevar las toxinas a la superficie y a eliminarlas para mejorar los huesos y los tejidos.


Azul
Color frío e inmaterial, profundo y misterioso; es el color del infinito, del cielo y del mar que se relaciona con el quinto chacra (de la garganta o laríngeo), no fatiga los ojos; simboliza la conciencia celestial, la verdad, tranquilidad, esperanza, afecto, amistad, fidelidad, amor, justicia, lo artístico, lo místico, lo poético, la puerta entre lo físico y lo espiritual, la capacidad de gobernar las sensaciones y la devoción.

El azul turquesa es el color del chacra del timo, el cardiaco y el laríngeo; simboliza la naturaleza y la realización espiritual (por contemplación o meditación); favorece la comunicación creativa y el equilibrio de los sentimientos, la independencia, el idealismo, el pensamiento tecnológico, la sociabilidad, la capacidad de disfrutar la vida, los procesos de discernimiento y paz interior; actúa sobre la garganta, e! pecho, la tiroides y el sistema nervioso central. Su efecto contraproducente o negativo se manifiesta en dificultades para expresar sentimientos y tendencia a suprimir las emociones.

El añil o azul índigo es energía fría y está relacionado con el sexto chacra (frontal); representa la evolución, la mente intuitiva activa, el incremento de la sensibilidad, el bienestar, la comprensión, la capacidad de integrar profundos conocimientos, a creatividad, ia inspiración, la visión remota y la clarividencia. El azul mezclado con blanco significa pureza y fe, mezclado con negro: desesperación, fanatismo e intolerancia.

Uso y aplicación terapéutica del color azul
El color azul disminuye el egoísmo, calma pasiones, aquieta los nervios, protege contra los rayos del sol (vistiéndolo), es saludable para los niños, despierta la intuición, restablece e¡ poder de la conciencia, eleva la actividad espiritual y el orden, serena, transmite dominio y confianza, propicio para encaminar la amistad e incita a la religiosidad y a la devoción. Su uso excesivo produce melancolía, depresión, dificultad para socializar, tozudez, dureza de carácter y aislamiento.

En combinación con el verde estimula el talento y ejerce un efecto relajante. Se usa para fortalecer y equilibrar el sistema respiratorio, para tratar ios problemas de presión sanguínea, asma, exceso de peso, celulitis, fiebre, dolores de cabeza o de muelas, de oído, hemorragias nasales, disminución del olfato, rigidez del cuello, incontinencia, inflamaciones, cansancio, fatiga crónica, fobias y enfermedades del sistema inmunológico.

El azul índigo se utiliza para combatir problemas sensoperceptivos como sordera, anosmia, cataratas o pérdida de la visión. El color turquesa se usa para todas las patologías que afectan las células: úlceras, heridas, quemaduras, llagas, inflamaciones y para reforzar el sistema inmunológico especialmente en casos de sida.


Rojo
Es cálido y sexual; de efectos más profundos y duraderos que cualquier otro color, a pesar de actuar instantáneamente; se asocia con el chacra base y ha sido denominado el "padre de la vitalidad".

Uso y aplicación terapéutica del color rojo
Incide positivamente en la capacidad para afrontar pruebas a corto plazo, la liberación de adrenalina, la revitalización del organismo, el aumento de la presión arterial, el ritmo respiratorio y los latidos del corazón; fortalece las células cerebrales, también sirve para generar sensualidad, incrementar el apetito y producir sed; asimismo, restablece en la convalecencia, disminuye el agotamiento físico, mejora los procesos de aprendizaje y equilibra los aspectos físico y emocional.

Este tono se usa por lo general para sanar quemaduras, procesos inflamatorios, patologías del sistema circulatorio, problemas de pulmones como bronquitis y asma, así como impotencia, reumatismo, artritis, depresión, tristeza, ansiedad, desórdenes energéticos, anemia, gastritis, estreñimiento, cansancio físico y mental, escalofrío, frigidez, disminución de los glóbulos rojos y problemas circulatorios no relacionados con tensión alta, entre otros.


Verde
Color neutro formado por el amarillo (sabiduría mental) y el azul (verdad espiritual:) ofrece el balance de estas dos fuerzas; representa al chacra del corazón..

Uso y aplicación terapéutica del color verde
Este color en su aplicación benéfica fortifica la visión, disminuye la tensión sanguínea, mejora las úlceras, calma el insomnio, los nervios y la cólera; disminuye la presión sanguínea, estimula la pituitaria, tonifica músculos y tejidos, regenera las células, produce alegría y ganas de iniciar proyectos nuevos, equilibra las energías y el sistema nervioso autónomo, repara los órganos enfermos, serena, equilibra los planos mental y físico, estimula el sistema endocrino, además de infundir seguridad.

El color verde inclinado hacia la gama azul ayuda a mejorar la confianza en sí mismo; hacia el amarillo, debilita; muy oscuro o denso deprime, y su uso no benéfico produce emociones negativas.

Este tono verde se usa para sanar las cefaleas, e! insomnio, los problemas cardíacos, la hipertensión, las úlceras, el agotamiento, neuralgias, gripa, depresión, enfermedades gastrointestinales, irritabilidad, mal funcionamiento del sistema inmunitario, neuralgias y trastornos del sueño, entre otros.
 

Anaranjado
Resultado de la mezcla del amarillo (actividad mental) y el rojo (actividad física, color del chacra del plexo solar.

Uso y aplicación terapéutica del color anaranjado
Es útil para quitar la fatiga, estimular el sistema respiratorio, fijar el calcio, favorecer la relación cuerpo-mente-espíritu, aumentar el optimismo, dar calor, estimular, fortalecer los pulmones el páncreas y el bazo; vivificar las emociones, generar bienestar, estimular la creatividad, incrementar los niveles de ambición, inducir a la actividad, eliminar la depresión, mejorar el sentido del humor, infundir entusiasmo, optimismo, favorecer los procesos de pensamiento, incrementar la proyección al futuro, liberar las emociones rígidas y aumentar la autoestima.

Es benéfico para tratar el asma, bronquitis, epilepsia, trastornos mentales y musculares, fracturas, cálculos renales, espasmos intestinales, hipotiroidismo, tumores malignos, estreñimiento, problemas menstruales, las patologías cardiacas, la fiebre, la cefalea, la hipertensión arterial, el insomnio, irritabilidad, sudoración descontrolada, problemas de crecimiento, depresión, dificultades para asimilara alimentos, reumatismo, problemas bronquiales del fumador y menopausia. Su aplicación en forma nociva o excesiva genera nerviosismo, estrés y distracción mental


Violeta
Color secundario mezcla, del azul (energía espiritual y femenina) y el rojo (energía física y masculina) posee la audacia y la pujanza pero con tendencia espiritual; se relaciona con el chacra frontal del tercer ojo y el coronario.

Uso y aplicación terapéutica del color violeta
El color violeta es refrescante, astringente, actúa sobre la paratiroides y la tiroides, reduce las hemorragias, afecta positivamente ios planos emocionales y espirituales; estimula las funciones superiores espirituales, desarrolla la intuición, combate el insomnio, aumenta los glóbulos rojos, elimina toxinas, alivia inflaciones, estimula el cerebro.

Además. favorece los procesos de comunicación, relajación y sueño, disminuye la presión sanguínea, protege contra las fuerzas negativas, gobierna el sistema nervioso, sintoniza la mente con el universo, maneja esferas superiores del conocimiento, da clarividencia y discernimiento, interrelaciona todo, eleva los grados de conciencia, aumenta el respeto y la autoestima y detiene el crecimiento de tumores.

El violeta es vasodilatador, hipnótico, útil para tranquilizar a las personas con trastornos mentales; vigoriza, fortalece pulmones y riñones, estimula el apetito y la sed, ayuda al funcionamiento del hígado y favorece la digestión. El lila calienta y ayuda a mejorar las funciones del intestino delgado, depura el cuerpo y es un regulador térmico.

El violeta se usa para tratar el insomnio, esquizofrenia, ciática, epilepsia, anemia, angustia, fobias, miedos, celos, envidia, asma, bocio, cataratas, cistitis, enfermedades del cuero cabelludo, indigestión, irritaciones de la piel, lumbago, meningitis, neumonía, así como y desórdenes mentales.

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada