Los moretones frecuentes ¿Significan algo serio?

Publicado por Admin sábado, 13 de noviembre de 2010


Cardenal, morado, hematoma... Popularmente reciben muchos nombres y se refieren a una lesión que se produce por la rotura de pequeños vasos sanguíneos o capilares. Cuando eso ocurre, se filtra su contenido dentro del tejido celular que está bajo la piel.

Suelen debersea la acción de un golpe, traumatismo, contusión o magulladura sobre la zona afectada, aunque en algunas ocasiones aparecen de forma espontánea. Su presencia hace que la piel adquiera un color azulado que con el paso de los días va variando, hasta que poco a poco llega a desaparecer.
¿Es cierto que hay personas más propensas a que les aparezcan moratones? 
Sí, especialmente aquellas que tienen mayor fragilidad capilar. Este término se refiere a la escasa resistencia de los pequeños capiiares sanguíneos, que hace que se rompan con facilidad ante ei más leve roce, dando lugar a la aparición de hematomas bajo la piel. Esto ocurre por varios factores.

Los principales son la propia constitución, padecer alguna enfermedad o la edad. El envejecimiento provoca que los vasos sanguíneos sean más débiles tanto por la falta de elasticidad como por el adelgazamiento de las capas más profundas de la piel.

¿Algunos medicamentos pueden provocarlos? 
Sí, se debe a que estos fármacos interfieren en el proceso decoagulacíón de la sangre. En muchos casos esta interferencia es precisamente lo que se persigue para conseguir su acción terapéutica. Este es el caso de los antiagregantes sanguíneos (como el ácido acetilsalicílico) que previenen la formación de trombos sanguineos, pero a la vez pueden provocar moratones. Otros fármacos que también los originan son los corticoides y los anticoagulantes.

¿Si se toman anticoagulantes hay que tener algún cuidado especial? 
Se debe vigilar la aparición de cardenales porque puede ser indicativo de que no se está tomando la dosis adecuada de este tipo de fármacos y existe un riesgo desangrado.

¿Por qué cambian de color los hematomas?
Una alteración en la proteína que transporta el oxígeno en la sangre (la hemoglobina) es lo que provoca la coloración. A medida que pasan los días es¬ta sustancia va volviendo a su estado natural y por ello los morados van cambiando de tono. Nada más producirse adquieren su característico color rosado, rojizo o morado, en uno o dos días comienzan a volverse algo más azulados para evolucionar hacia e! verdoso y más tarde al amarillento. Un hematoma de tipo mediano puede durar entre dos y tres semanas.

¿Qué hay que hacer cuando recibimos un golpe que produce un moratón? Lo más adecuado es aplicar hielo local. Aunque esto no evitará que aparezca el hema¬toma, sídisminuirá su extensión y también la inflamación. En ¡a farmacia existen cremas que favorecen la circulación, ayudando a la reabsorción más rápida del moratón. Co¬mo remedio más natural se puede aplicar "árnica montana" (en herbolarios y parafar-macias),delaquesehadicho tradicionalmente que aumenta et flujo sanguíneo, evitando asíel cardenal.

¿Y si no son por un golpe?
Detrás de un moratón casi siempre hay un golpe. Pero existen otras causas capaces de provocarlo y, por lo general, están muy relacionadas con la capacidad de coagulación.

Puede ser síntoma de algo serio?
Ciertas reacciones alérgicas de tipo cutáneo y trastornos autoinmunes como la trombopenia (disminución de las plaquetas) pueden afectar a la coagulación y causar hematomas. Lo mismo ocurre con tratamientos médicos como la radioterapia o la quimioterapia, empleados en la cura de tumores.

Algunas infecciones víricas son capaces de alterar los mecanismos de coagulación. Asimismo, las infecciones bacteria¬nas que afectan al torrente sanguíneo, como las meningitis, suelen ir acompañadas de pequeños morados (petequias) un síntoma de gravedad de la infección.

Siempre que los hematomas aparezcan de forma súbita, sin que haya un traumatismo previo, o si surgen frecuentemente ante magulladuras o golpes muy leves hay que consultara un médico. Basta una analítica para descartar problemas de coagulación.

0 comentarios

Publicar un comentario

Conoce también

loading...