El nogal y sus propiedades curativas

Publicado por Admin domingo, 24 de junio de 2012

El nogal, cuyo nombre científico es juglans regia, pertenece a la familia de las Juglandáceas y es una especie procedente de Asia aunque se adapta bien a otras regiones como Europa, donde, en ocasiones, crece espontáneamente.

Árbol majestuoso que puede alcanzar los quince metros de altura. Las hojas son de color verde oscuro. Su fruto, la muy conocida nuez, es una drupa carnosa de interior leñoso.



Propiedades curativas del nogal
Alivio a la tos e irritación de la garganta
El vinagre de nueces encurtidas mezclado con un poquito miel es un remedio tradicional para aliviar la tos nocturna. Igualmente útil es un jarabe a base de cascaras de nuez cocidas en miel. Una vez colado, alivia el
dolor de garganta y la tos irritante.
 
Combate problemas glandulares 
De síntomas similares a la gripe, la fiebre glandular es una enfermedad vírica de complicado tratamiento. El siguiente remedio carece de efectos secundarios. Se maceran 50 g de hojas de nogal en un litro de agua durante dos horas. Tras llevarlo a ebullición lentamente, se deja hervir durante dos minutos. Puede emplearse en forma de cataplasma que se aplicará sobre la zona dolorida.

Excelente depurativo
Debido a sus propiedades vermífugas, el aceite de nueces es muy apropiado para favorecer el tránsito intestinal. Es recomendable tomar un par de sorbos en ayunas con otras tantas nueces. Además, una infusión de sus hojas, con virtudes hipoglucémicas favorece la eliminación del azúcar en sangre, cualidad que debe ser tenida en cuenta, sobre todo, por los diabéticos.

Loción calmante
Una infusión hecha con 25 g de hojas frescas de nogal, por cada litro de agua, está indicada para calmar las irritaciones en la piel. Debe administrarse como loción para masaje. Parecida utilidad posee el siguiente remedio: se llena un recipiente con hojas de nogal, orégano y corteza de roble y se añade aceite de oliva hasta cubrirlas. El resultado es un tónico eficaz para aliviar las varices.
 
Otras aplicaciones
A partir del corcho del nogal se obtienen cremas bronceaduras y de la nuez, una sustancia colorante. El aceite de su fruto se utiliza como desecante en pintura. En cuanto a la madera de nogal es muy apreciada en ebanistería. Las nueces inmaduras se emplean en la elaboración de licores.
 

Curiosidades
Su denominación latina proviene de glans jovis, glándula de Júpiter, debido a que en la Grecia clásica estaba dedicado a dicho dios. En épocas más recientes, las hojas de este árbol, desmenuzadas, se utilizaban como sustitutivo del tabaco, a pesar de que su sabor resultaba ciertamente desabradable.

 

0 comentarios

Publicar un comentario en la entrada